jueves, 15 de septiembre de 2016

#Reseña: Las reglas de los canallas #1, #2, #3, #4

Hoy os traigo una reseña diferente, pues vengo a hablaros de una saga que me ha encantado y con la que he conocido a una autora maravillosa: Sarah MacLean.

Esta es una saga en la que los libros se pueden leer de manera independiente, pues cada novela tiene por protagonista a un canalla diferente y nos cuenta su historia, pero desde luego yo recomiendo leerlos todos y en el orden establecido, ya que guarda más sentido e incluso se podría decir que hay un hilo  argumental que debéis seguir para llegar al cuarto y entenderlo todo.

Bourne, Cross, Temple y Chase son socios y juntos forman la directiva del club de juego más importante y exclusivo de Londres. Cada uno con su pasado, serán los protagonistas de cada una de estas novelas.

Un canalla siempre es un canalla:

Diez años atrás, el marqués de Bourne fue expulsado de la sociedad sin nada más que su título. Ahora, propietario del club de juego más exclusivo de Londres, el frío y cruel Bourne está dispuesto a hacer lo que sea necesario para recuperar su herencia. Incluso casarse con la perfecta lady Penelope Marbury.

Un compromiso roto y años sufriendo decepcionantes cortejos, han provocado que Penelope pierda cualquier clase de interés en un matrimonio convencional y tranquilo, quiere algo más. Sin duda es una suerte que su recién estrenado marido esté en disposición de mostrarle un nuevo mundo de placer.

Es posible que Bourne sea el príncipe de la decadencia en los bajos fondos londinenses, pero se ha jurado a sí mismo que mantendrá a Penelope al margen de toda aquella perversidad. Algo que va a suponer todo un reto cuando ella descubra el deseo y se atreva a apostarlo todo por él, incluso su corazón.

Bourne fue el primero en robarme el corazón. Cuando empecé esta novela tenía la impresión de que no me estaba enterando de nada, pero después de la introducción y ya con el primer capítulo todo fue cobrando sentido en la historia. Y vaya historia, apenas tardó unos tres capítulos en mantenerme completamente enganchada a sus páginas.

Ahora que ya puedo hablar en conjunto de todos los protagonistas, creo que Penélope y Bourne han sido mi pareja favorita, aunque andan luchando por el puesto con un par que os presentaré más adelante. Desde luego, Sarah MacLean me ha dejado pasmada por sus personajes, completamente redondos y con unas historia muy prometedoras.

Debo reconocer que en ciertos momentos Penélope me sacaba de quicio, pero no me malinterpretéis, ha sido una protagonista muy buena, pero bastante inocente con respecto a su nuevo marido. Había momentos en los que me parecía que tenía demasiadas esperanzas puestas en él (ya descubriréis por vosotrxs mismos si estas se cumplen finalmente o no).

En conclusión, este ha sido un inicio de saga MUY adictivo y que me dejó con ganas de MUCHO más.

Amor con amor se paga:

Lady Philippa Marbury es… rara. A pesar de ser hija de un marqués, Pippa está más preocupada por los libros que por los bailes, por la ciencia que por disfrutar de la temporada, por su laboratorio que por el amor. La brillante joven arde en deseos de casarse con su simplón prometido y vivir el resto de su vida tranquila, rodeada de sus perros y de sus experimentos científicos, pero antes de que eso ocurra tiene por delante catorce días para investigar sobre las partes más misteriosas y excitantes de la vida conyugal. 

No es demasiado tiempo, así que para satisfacer sus objetivos necesita que la guíe alguien familiarizado con los rincones más oscuros de Londres. 

Necesita… un canalla. 

Necesita a Cross, el inteligente propietario de uno de los más exclusivos clubs de juego de Londres. El hombre con la reputación perfecta para mostrarle el lado perverso de la vida. Sin embargo las reputaciones a menudo esconden oscuros secretos y, cuando la poco convencional Pippa le propone que la instruya en la parte científica de las emociones, Cross tendrá que recurrir hasta a la última gota de su fuerza de voluntad para resistirse y no dar a la dama mucho más de lo que está reclamando.

Pienso que este es el libro que menos me gusta de la saga, pero eso no significa que no me haya gustado mucho. Tanto la hermana de nuestra primera protagonista como el primer socio de Bourne que conocemos más a fondo han sido personajes que me han gustado, pero que no captaron mi atención tanto como sus compañeros de trama.

En esta novela hubo momentos que me recordaron bastante a la primera entrega, pero al mismo tiempo sirvió para asentar mi amor por esta escritora, que me encandiló con su forma de escribir y las historias que crea, que al de ser romántica pueden llegar a parecer predecibles en ciertos aspectos, pero es el desarrollo de la acción lo que marcó la diferencia.

No hay amor sin espinas:

Temple es más conocido como el «duque asesino» desde que años atrás fuera señalado como el autor de la muerte de Mara Lowe, la joven dama que iba a convertirse en la esposa de su padre. Incapaz de recordar qué sucedió realmente, lleva doce años reinando en los más oscuros rincones de Londres, convencido de que no hay redención posible para él.

Mara se juró a sí misma que jamás regresaría al mundo del que hace años huyó, pero cuando su hermano pierde toda su fortuna en El Ángel Caído la casa de juego con peor fama de la ciudad se verá obligada a intentar hacer un pacto con Temple, el hombre que no esperaba volver a ver y que resulta ser uno de los dueños del Casino.

Temple cree haber hecho un buen trato hasta que se da cuenta de que la dama oculta más de lo parece y va a necesitar cada pizca de su fuerza de voluntad para resistir la atracción que siente por esa misteriosa y enloquecedora mujer, que parece dispuesta a arriesgarlo todo por honor…

Y aquí llegamos al conflicto que tiene lugar en mi cabeza. El primer libro que gustó muchísimo por la historia y sus personajes, pero a pesar de eso, creo que esta tercera entrega ha sido mi predilecta. La historia de Temple y Mara es sencillamente sublime.

Nunca juzgues a una dama por su apariencia:

¡No investiguéis sobre este libro! Si habéis llegado hasta este punto en vuestra lectura, adentraros en él sin leer siquiera la sinopsis (que es un gran spoiler). La historia de Chase es muy especial.

Como ya he dicho, la historia de Chase es muy especial, y tendréis que descubrirlo por vosotros mismos si decidís leerla. Además cero que este es libro más tierno de los cuatro, y no únicamente por la historia de nuestro protagonista, sino porque en esta novela podemos ver a todos nuestros chicos enamorados y con pareja y eso se hace taaaan tierno.

Sin decir más de este último tomo espero haberos convencido para que le deis una oportunidad a Sarah MacLean porque estoy segura de que si os gusta la romántica histórica (con algunos toques eróticos, diría yo) esta es vuestra saga. A mi nunca me había llamado demasiado la atención este género y me he quedado prendada y con ganas de leer mucho más.

¡Nos leemos!


No hay comentarios:

Publicar un comentario